"" Adiós, míster Cruyff ~ El Chut <br> Expertos deportivos

"Que quien se calla cuanto me callé
no se podrá morir sin decirlo todo.".

José Saramago.

05 abril 2016

Adiós, míster Cruyff

--> Johan partió. Y con él se fueron mil historias, relatos, vivencias, partidos, jugadas, goles. Una pena real.Ya nadie nos contará o podrá agregar más a esa manera de ver y vivir el fútbol, única, terca, generosa. Con actitud cercana a lo lúdico y lejana a la especulación, carácter que lo llevó a ser primero hasta estos días y único en Holanda -cuna docente del jugar fútbol- y el mejor segundo de la historia del fútbol -sin un “10” en la espalda- fue reconocido -quizás por esto, así lo sentía- en el mundo entero por su revolucionaria juvenil aparición en el Ajax, por la magnificencia de su Holanda, y por su escuela, por su legado en Barcelona, con la dorsal “14”.

Un artículo de Leandro Bailac.




     Nos dejó Hendrik Johannes Cruijff, músico y compositor de fútbol; padre de una criatura soñada y hecha realidad en el tiempo, remasterizada por un tal Guardiola, y no con un flaco alto y elegante sino con un bajito desgarbado -que debutaría con la “14” maestra también- que engranaría entre otros para elaborar ya no esa naranja, sino un “blaugrana mecánico”: indestructible, señorial, asombroso, genial, y ganador también Barcelona.

     Miles de frases dejó. Muchas logró transmitir. Disfruto de las muchas que quedaron grabadas en diversos libros. Lamento las que se guardó y ya no saldrán. Era genial al jugar, inteligente por sobre todas sus aptitudes, poco lo ví por edad. Era igual para hablar, mucho lo leí y lo admiré.
No predominan graciosas anécdotas sino enseñanzas constantes, ya que fue director técnico desde que jugó su primer partido. Era Mister Cruyff de adolescente nomás. Y yo de adolescente estudié periodismo entre otras cosas para poder entrevistarlo, está claro que no lo logré, y duele hablar en pasado.

     Se fue de manera repentina, maldita y leal costumbre de los ídolos. La tozudez no le permitió levantar una Copa Mundial en el ’74 y ya no importa porque no vino a Argentina en 1978, nos permitió a los argentinos, digo, ser primeros por primera vez.

     Adiós, Mister Cruyff, gracias. Descanse en paz, señor fútbol.



Escribe para 'El Chut': Leandro Bailac (@pilarfutbol)

Pinche aquí para consultar otros artículos de Leandro.


Comparte este artículo:

0 comentarios:

Publicar un comentario