"" Di María, el "patito feo" del Madrid ~ El Chut <br> Expertos deportivos

"Que quien se calla cuanto me callé
no se podrá morir sin decirlo todo.".

José Saramago.

19 septiembre 2014

Di María, el "patito feo" del Madrid

--> Pasó, allá lejos quedó la Champions League 2013/14, al punto que comenzó una nueva. Pasó también, más cerca en el tiempo, el Mundial de Brasil. Objetivos 2014, de Angelito Di María: campeón de la décima con Real Madrid siendo figura en la final y subcampeón del mundo tras un gran mundial, a pesar de perderse por lesión la final frente a Alemania.

Un artículo de Leandro Bailac (@pilarfutbol)

Ángel Di María, en su presentación con el Manchester United.

     Comenzaron las ligas de Europa y  pasó Di María del Real Madrid al Manchester United en valores record.

     Entender por qué Florentino Pérez -junto a Ancelotti y ya sin Zidane- prefieren no reconocerle el valor, méritos y no aumentar su “ficha” hasta dejarlo ir habiendo sido uno de los mejores en su equipo y luego de ganarlo todo salvo la Liga en 2014 es el fin de éste artículo. Solo un Club como Real Madrid puede darse ese lujo extremo y hay razones, puertas adentro.

     Desde el 28 de Junio de 2010 pasado el mundial de Sudáfrica, Di María juega en el equipo “merengue”. Veinticinco millones de Euros su pase del Benfica después de ganar la Copa de Portugal por segunda vez y la Liga en el mismo año. Jugó cuatro temporadas ya, y entre los títulos de Di María en Real Madrid, cabe destacar su cantidad de goles (36) y asistencias (72) en el recorrido de su historia blanca en la que disputó 190 partidos. Sin dudas que no pasó inadvertido, ni siquiera a pesar de alguna importante lesión a fines de 2011 y principios de 2012. A los títulos del gran 2014 hay que decir que ganó la Copa del Rey en 2011, la Liga en la temporada 2011/12 y la Supercopa de España en 2012.
     ¿Entonces? ¿Cómo y por qué? Hay explicación: Di María fue el “patito feo” del Madrid.
     El Club de fútbol Real Madrid como cada club de fútbol medianamente con historia posee y es en sí mismo una marca. Real Madrid es una de estas marcas -deportivas- más poderosas, “más valiosas del mundo” (según la Revista Forbes) teniendo en cuenta sus ingresos: desde patrocinadores y derechos de emisión de sus partidos hasta la venta de productos y la capacidad en sus estadios. En todo esto tiene que ver, influye directamente cada nombre y apellido que confeccionan una “plantilla” del equipo de Fútbol de Primera División, siendo cada jugador y su número un propio motor.

     Esta gran marca deportiva, a partir del año 2000 con Florentino Pérez -sucediendo a Lorenzo Sanz en la presidencia- pasó además, a tener tintes profesionales empresariales.

     En el informe del Centro de Sport Business Management del IESE Business School, “Real Madrid: el arte de construír un marca” publicado por Estrategia Financiera en Septiembre de 2006 se explica este concepto más amplio de empresa de “espectáculos” según su “gobernante”, y nos ayudará a entender como un jugador “Garrincha” puede no interesar más:

“(27 de mayo de 2001) Un proyecto: ser líderes en el terreno deportivo, tener las instalaciones y una economía acorde con el prestigio del club y consolidar su imagen”. “Lo más importante que tiene el Real Madrid es su imagen y señorío y esa imagen de madridismo, de sentimiento que está fomentada por el comportamiento de las peñas. Una identidad que no debemos de perder, que debemos fomentar y, desde estas peñas tan entrañables, es en dos pilares: extraordinarios jugadores y cantera. En tres años se han conseguido una Liga de Campeones, una Copa Intercontinental, una Supercopa de Europa, dos Ligas de España y dos Supercopas de España”.

     Bonito discurso el de Florentino Pérez con corto tiempo de asumido, haciendo incapié en los pilares “GRANDISIMOS JUGADORES” -en primer lugar claro- “Y CANTERA” después. Concepto claro que reiteró (corrigiendo el órden) en 2005:

“Las fortalezas de este club son varias. En primer lugar su modelo económico, que funciona en la medida que vayamos alimentándolo. Necesitamos tener a los mejores jugadores del mundo, con gran repercusión mediática, la garantía de nuestros ingresos. Los dos pilares son los jugadores de la cantera, identidad del madridismo, junto a los mejores jugadores del mundo”; idea que respetó junto a sus entrenadores de turno, ya que pasaron en aquella primera etapa nada menos que Zidane, Roberto Carlos, Ronaldo, Figo y Beckham entre otros:..”Para los galácticos, jugar en el Real Madrid significa un alivio ya que, en un club con tantas estrellas, la responsabilidad recae entre todas las figuras, mientras en otros una estrella soporta todo el peso de la responsabilidad (Ronaldo). Además, jugar entre las estrellas del Real Madrid se ha convertido en un motivo de orgullo para muchos jugadores. Para que no haya rivalidad, el salario anual (la ficha) es igual entre todos ellos, lo único que los diferencia es el rendimiento de su imagen..”.

     Aquí otra buena parte del análisis, para entender aún más este modelo de “marca-modelo”, con prioridad en el marketing, arma de doble filo, ya que comprar a los mejores en sus puestos no significa constantes buenos resultados, deportivos al menos:

“(23 de septiembre de 2001): El Real Madrid es un gran generador de contenidos; su marca es conocida en todo el mundo. Sus ingresos ordinarios revelan que no es capaz de convertir esa millonaria audiencia y acogida en la fuente de financiación fundamental del club. Sólo a través de un plan de marketing eficaz seremos capaces de hacer fructificar ese liderazgo mundial. Asumir que esa dimensión de “mercado” tiene que formar parte de alguna manera del proceso de toma de decisiones dentro del club”. “Cuando ganamos las elecciones decidimos que en el Real Madrid estarían los mejores jugadores del mundo. Fichamos a Figo, Zidane, Ronaldo... lo que produjo un fenómeno social, que se vio reflejado en la estructura de ingresos. Como consecuencia de esto, de dar espectáculo, el cambio que se dio es sustancial, pasando de tener pérdidas de explotación a beneficios. Con una política de inversión adecuada y recomprando nuestros derechos, los beneficios ordinarios han aumentado 2,5 veces, colocándonos como la institución deportiva que más beneficios tiene en el mundo, superando a las de EEUU”.

     La intención es sin duda, no dejar de lado objetivos deportivos, pero la línea es demasiado delgada entre quien “conviene” que juegue por lo que juega y quien por lo que vende. Hasta donde es positivo pensar casi en exclusividad en el desarrollo de la marca? Es al menos peligroso:

“Para conseguir el incremento de ingresos, el Real Madrid fortaleció la marca. Para José Ángel Sánchez , director de marketing del Real Madrid, un club de fútbol es una marca valorable según el tamaño de la audiencia y del perfil socioeconómico de la misma…”.

     En esta primera etapa de Florentino Pérez, el departamento de Marketing asume un rol demasiado importante en esta “empresa”. Pérez no escucha a los entendidos directores deportivos y desarma la columna del equipo: Casillas-Hierro-Makelele-Raúl. Sus ambiciones y reconocidos logros en el ámbito económico lo cegan y hacen que su primer ciclo termine dimitiendo a su cargo.

     En esta su segunda etapa a partir del 2009 -y reelecto en 2013 al no presentarse oposición- pareciera no haber aprendido y vuelve por un lado a reclutar a excelentísimos jugadores -y como bien los define Guardiola, a “grandísimos atletas”- por encima de su preciada “cantera” aunque discurse lo contrario; y suma al ya amado Cristiano Ronaldo a Gareth Bale, a Isco, y por estos días a Kroos, a James Rodríguez, y a “Chicharito” Hernández dejando de lado a Ozil en el mercado pasado; ahora se le “escapa” Xabi Alonso , a quien no reemplaza aún y a nuestro Ángel Di María, quien pretendía más valoración, una “caricia”, un merecido aumento. Con un “se quizo ir” se defendió Florentino; “mi idea era quedarme”, sostuvo el argentino, que realmente deseaba quedarse y es un erróneo Florentino y SU Real Madrid quienes ya no lo querían o necesitaban. Recuerden el discurso -época de “Galácticos”- donde a: “el salario anual (la ficha) es igual entre todos ellos” hoy lo contradice y decide no congraciar el nivel de Di María y dejarlo marchar hacia Inglaterra, pensando y diciendo que Angelito quería quedar solo por debajo de Cristiano -en mensualidad-, defendiendo la subjetiva al menos teoría de que el portugués, es hoy el mejor del mundo.

     ¿Cuándo decide Florentino Pérez que “no sirve más”? Cuando tras salir reemplazado por Bale frente al Celta de Vigo el 5 de Enero el sub-consciente de Ángel se tomó los genitales. Hubo un bajón en su rendimiento, puede ser si, pero inmerecida fue también la muestra de descontento por aquellos días.

     Si tenemos en cuenta esta forma de pensar y ser del Real Madrid: “lo más importante que tiene el Real Madrid es su imagen y señorío…”, Di María en aquel momento tiró por tierra tal sentencia, la  contradijo. Ese gesto tan poco decoroso a los silbidos de “la grada” no fue del agrado de nadie y en ese mismo instante Pérez lo definió como prescindible (para Ancelotti hasta aquí intransferible), y donde manda capitán…

     Di María, redobla la apuesta y a pesar de ser prácticamente suplente, de ser nuevamente reprobado y silbado en Copa del Rey, termina un ciclo siendo fundamental en la concepción de la décima Champions para Real Madrid, cambiando tales silbidos por aplausos de pie de casi todo el Bernabeu, salvo del palco de honor, que ya había decidido en base a esa teoría:

“…La marca demuestra de forma intuitiva la PIF (sistema de creencias que visualiza el líder: Florentino Pérez). El que sea el mejor club de fútbol del mundo, por lo tanto la mejor marca, ha de ser traducido en realidad en términos concretos. La marca es la imagen. La imagen en el campo deportivo profesional se apoya en los jugadores y en su forma de jugar, podría haber una considerable incoherencia si en la PIF el Real Madrid habla de señorío y sus jugadores no lo son, por tanto la forma como se reclutan y fichan a esos jugadores será la palanca que permita sostener a la marca”.

     Real Madrid posee a muchos de los mejores del mundo una vez más y por eso podrá ganar y golear esporádicamente, pero serias dudas tengo en cuanto a la obtención de nuevos títulos. Hoy  Real Madrid, el grupo comandado por Ancelotti, es más que nunca un grupo de individualidades y en el fútbol hay claras muestras de que esto no alcanza y que hasta es contraproducente. Cierto es que por querer ser más y más, se olvidan  errores cometidos y se carece de humildad.

     Cuánto le costará al Real Madrid (Club de fútbol) esta estrategia? Cuál será el futuro de Florentino Pérez?

     Di María es crack, de los tres mejores jugadores del mundo (junto a Messi y Cristiano) y fue un error irreversible dejarlo ir “por feo” al fútbol inglés, donde aparecerá el “cisne” blanco que siempre fue.

     Consultemos qué piensa el Manchester United, el club más valioso del mundo en la actualidad (Forbes) o preguntémosle a Louis van Gaal: "how much is feo" Angel Di María.


Escribe para 'El Chut': Leandro Bailac (@pilarfutbol)

Pinche aquí para consultar otros artículos de Leandro Bailac.


Comparte este artículo:

0 comentarios:

Publicar un comentario