"" Cuando la mente hace correr a las piernas ~ El Chut <br> Expertos deportivos

"Que quien se calla cuanto me callé
no se podrá morir sin decirlo todo.".

José Saramago.

03 mayo 2015

Cuando la mente hace correr a las piernas

--> 'Mens sana in corpore sano', en el sentido originario de la expresión griega clásica, es decir, rogar por tener una mente fuerte en un cuerpo sano, que te ayude a superar todas las dificultades y retos. Probablemente este debería ser ahora el objetivo prioritario alcanzado por los equipos. A estas alturas de temporada, con todo por decidir en la mayoría de circunstancias ligueras y de competiciones europeas, los conjuntos que están en la lucha sobrevivirán más por la capacidad de sufrimiento y la mente limpia que simplemente por la frescura de piernas.

Un artículo de Jorge Segura (@jseguraclara).

(Añadir foto con leyenda centrada)

     Puede que el Atlético de Madrid fuera un claro ejemplo la temporada pasada. Agotado por el sobreesfuerzo de haber jugado tres competiciones prácticamente con 13 ó 14 futbolistas y con su principal jugador, Diego Costa, lesionado, parecía estar a punto de morir en la orilla tras tener en sus manos un doblete histórico. No lo hizo. Ganó la Liga soportando todo el físico adverso en casa del otro aspirante y sólo el famoso minuto 93 de Lisboa le privó de triunfar en su primera Champions. 
     Aquel gol de Ramos fue lo que torpedeó su línea anímica de flotación y terminó aniquilado en la prórroga no tanto por el cansancio sino por el directo moral que supuso.
     No soy psicólogo o preparador físico. Puede que ambos colectivos tengan recursos para rebatir mi pensamiento. Hablo sobre lo visto en tantos años de seguimiento al fútbol profesional. Tampoco reniego de la importancia de la preparación física. Al contrario. Es importante llegar bien preparado al cogollo dónde se deciden los torneos. Sólo pongo el foco en la capacidad que tienen los deportistas, individuales o en conjunto, de soportar el cansancio, el desgaste, la pesadez y rigidez muscular, el agotamiento... y prolongar mentalmente la actitud competitiva para resistir y alcanzar los objetivos, cualesquiera que sean. Como ese boxeador asfixiado, que arrinconado por el rival en el último asalto, se protege y soporta los golpes, consciente de que mantenerse en pie y escuchar la campana por ultima vez le dará la gloria.

     A ese último asalto han llegado Barcelona y Real Madrid en la lucha por la Liga, prácticamente también en la Liga de Campeones. Atlético de Madrid, Valencia y Sevilla (que también busca la gloria europea) lo hacen por la clasificación para la próxima Champions. Mientras que abajo, un grupo importante de equipos intentan sobrevivir en la élite. Y la sensación en cada uno de los partidos que juegan al límite, unos y otros, es que los más capacitados mentalmente, aquellos a los que no parece afectar la presión, serán los triunfadores.

     Por eso el orden de los encuentros ligueros que se disputan ahora es tan importante para algunos entrenadores y futbolistas. No todos son capaces de vivir al límite cuando a la hora de comenzar su envite ya saben que sus principales rivales terminaron el suyo, más aún si fueron capaces de ganarlo. Parece más justo por tanto enfrentarlos todos a la misma hora. No es un asunto baladí. Eso sólo ocurrirá en las dos últimas jornadas del campeonato, mandan las televisiones.

     Así, llegado este trascendental momento, es donde aparecen los grandes jugadores, más o menos cansados, para poner al servicio del equipo y del juego el talento donde otros carecen del mismo y donde el oxigeno tampoco regenera el cuerpo como debiera. Minutos de nervios, segundos dramáticos, todo por decidir. La maravillosa emoción del fútbol.


Escribe para 'El Chut': Jorge Segura (@jseguraclara)

Pinche aquí para consultar otros artículos de Jorge Segura.


Comparte este artículo:

0 comentarios:

Publicar un comentario