"" Ganó Wimbledon, perdió la "Batalla de los sexos" ~ El Chut <br> Expertos deportivos

"Que quien se calla cuanto me callé
no se podrá morir sin decirlo todo.".

José Saramago.

25 octubre 2013

Ganó Wimbledon, perdió la "Batalla de los sexos"

--> Este  25 de octubre se han cumplido 18 años del fallecimiento de una de las personas que más ha contribuido al progreso del tenis femenino y también a la igualdad de premios de la que tanto se habla en la actualidad. Sí, Bobby Riggs aceleró ese proceso, aunque sus propósitos fueran muy distintos.

Un artículo de Fernando Gómez (@fgomezsaez).
Fernando Gómez es periodista deportivo y experto en tenis de Eurosport España.

El excampeón de Wimbledon Bobby Riggs y Billie Jean King, antes de la denominada "Batalla de los sexos".

     El campeón de Wimbledon 1939 (también lo fue de dobles aquel año y jugó otras dos finales individuales en Roland Garros y el US Open) está unido a la historia del tenis y del deporte junto a Billie Jean King, con una relación muy similar en sus consecuencias a la que quedó establecida con esa imagen de Katherine Switzer, la primera mujer que en 1967 disputó un maratón con dorsal, y el director de la prueba en Boston, Jock Semple, intentando expulsarla de la carrera sin éxito.
     El protagonista de nuestra historia lanzó un reto a cualquier tenista profesional del momento en 1973. Tenía 55 años y aseguró que ninguna mujer podría derrotarle.
     King, de 29 años,  aceptó el desafío. No le quedaba más remedio. Al proclamarse campeona del Abierto de los Estados Unidos el año anterior había denunciado que su premio era inferior al del vencedor masculino, Ilie Nastase. Amenazó a la organización con su ausencia el año siguiente si no se corregía esa desigualdad.

     Aunque a modo de "satélites" hubo algunos partidos mixtos de preparación, la denominada "Batalla de los sexos" se pacto para el 20 de septiembre de 1973 en el Astrodome Arena de Houston. Como si de un combate de boxeo de la época se tratase, el encuentro se fue calentando con declaraciones de los protagonistas. Él reiteró que la mujer debía volver a su lugar natural en la sociedad. Lo más cerca que la situaba de una pista de tenis era en la cocina de cualquier club donde se practicara este deporte. Ella pretendía cambiar este deporte por completo y recordó que hasta entonces solo había estado reservado a ricos, blancos y hombres.
     Llegó el día y al partido acudieron, como recuerda el historiador Eduardo Puppo, 30.492 personas (algunas de las cuales llegaron a pagar más de 100 dólares de la época por su localidad). 
     Aunque no era un choque oficial, esa cifra sigue siendo hoy el récord de personas que han visto en directo un encuentro de tenis. Lo más cerca que se ha estado de esa cifra fueron las dos finales de Copa Davis disputadas en el estadio de La Cartuja de Sevilla en 2004 y 2011. El duelo tuvo una audiencia televisiva en Estados Unidos cercana a los 50 millones de espectadores. Solo por detrás de la Super Bowl.

     En cuanto al juego, tuvo más historia la publicidad y parafernalia que le acompañó que el partido en sí. King se llevó la victoria con la claridad que refleja el marcador de 64 63 63. Al día siguiente The New York Times publicó lo siguiente: "lo más importante es que King convenció a los escépticos de que las mujeres pueden triunfar ante cualquier adversidad y que tienen los nervios tan o más fuertes como cualquier hombre". Un pequeño paso para el tenis, un gran paso para la humanidad.


Escribe para 'El Chut': Fernando Gómez (@fgomezsaez).

Pinche aquí para consultar otros artículos de Fernando Gómez.
Fernando Gómez es periodista experto en tenis.


Comparte este artículo:

1 comentario: